Menú Cerrar

Página de ejemplo

Kioto y Tokio: imprescindibles en Japón

que hacer y que ver en japon

Japón es un país de contrastes, casi enigmático para un occidental.
Kioto y Tokio son dos ciudades opuestas, pero imprescindibles en un itinerario de viaje a Japón. Se trata de dos destinos muy diferentes: Tokio es una ciudad moderna y Kioto es mucho más tradicional. Kioto es una ciudad silenciosa, mientras que Tokio es una ciudad más ruidosa. En Tokio predominan los neones y las Lolitas, en Kioto los jardines y las Geishas.
Las mejores estaciones para viajar a este país, son la primavera – de marzo a mayo- y el otoño. Durante la primavera podremos disfrutar del espectáculo que nos ofrece la naturaleza, la floración de los cerezos y durante el otoño del color que adquieren las hojas de los árboles.
Durante nuestra estancia en Tokio no podemos perdernos la visita al Palacio Imperial, sus jardines son una maravilla y merece la pena dedicarle tiempo, máximo si es nuestra primera toma de contacto con la ciudad. Podremos recorrer además, sus barrios más emblemáticos: Asakusa, Shibuya, Nakasime o Ginza.
En la ciudad de Kioto hay visitas imprescindibles como el Castillo Nijo, antigua residencia del primer shogun. El Pabellón Dorado Kinkakuji, uno de los emblemas de la ciudad, construido, originalmente en el año 1397. Este último es uno de los templos más famosos de Kioto y visita obligada.
Nara y Fushimi Inari son otras dos visitas clave en la ciudad.  Nara dispone de muchísimos templos y santuarios. Además, podremos dar de comer a los ciervos durante todo el año. Según el sintoísmo los ciervos son considerados mensajeros de los dioses y por esa razón están protegidos. Para conquistarles: unos snaks de sembei, una especia de crakers japoneses hechos a base de arroz. Dentro de las inmediaciones del parque también podremos visitar el Templo Todaiji, famoso por la estatua del Gran Buda y por la gran puerta Nandai-mon.
El santuario Fushimi Inari, es uno de los santuarios más destacados de todo Japón, así como uno de los más antiguos, ya que existe desde el siglo VIII. Caminar los 4 kilómetros de caminos enmarcados por toriis es una experiencia preciosa.
También nos resultará curioso visitar el mercado Nishiki. Este mercado se encuentra en una calle cubierta especializada en puestos de encurtidos típicos de Kyoto: verduras, pescados y mucho más, un lugar perfecto para pasear y ver qué comen los japoneses.
Por último, hacer mención al barrio de geishas de Gion, uno de los barrios más conocidos de todo Japón. Merece la pena callejear y descubrir sus maikos y geishas.
En nuestros itinerarios de viaje siempre recomendamos vivir la experiencia de dormir en un Ryokan. Un alojamiento típico y tradicional que podremos disfrutar, por ejemplo, en Hakone. Donde además es muy interesante un paseo por el Lago Ashi y por supuesto, las vistas del Monte Fuji.
Solicita más información a nuestros agentes de viaje especializados en grandes viajes sobre nuestros viajes a Japón.